martes, 16 de diciembre de 2008

Despedidas...



Te he querido tanto
que aullaban los perros
gritaban los locos
lloraban los cuerdos
al verme intentando
derretir el viejo
corazón de hielo
que llevabas dentro.

Recojo mis cosas
me pongo el abrigo:
no tengo la culpa
si todas tus risas
y todas tus rosas
se vienen conmigo

Te he querido tanto...
y por tanto tiempo...
y con tantas ganas...
y con tanto empeño...
con tan poca suerte...
con tan poco acierto...
con poca esperanza...
sin ningun remedio.

Mi amor sin respuesta
se iba al vertedero
inundando calles
alfombrando suelos
cubriendo paredes
llenando de besos
las alcantarillas y los sumideros.

Recojo mis cosas
me pongo el abrigo
no tengo la culpa
si todas tus risas
y todas tus rosas
se vienen conmigo.

Te he querido tanto...
y por tanto tiempo...
y con tantas ganas...
y con tanto empeño...
con tan poca suerte...
con tan poco acierto...
con poca esperanza...
sin ningun remedio.

Esto es todo lo que queda.
Ahora...VETE.

No hay comentarios: